26 de diciembre de 2010

El primer camión del mundo

Con las últimas invenciones tecnológicas para fabricar camiones más inteligentes, es muy fácil olvidarse del primer camión que se inventó o los inicios de la industria del transporte pesado. Echemos un vistazo al pasado.


El concepto de camión fue introducido desde que se inventó el primer motor. En 1800 estaban en boga las máquinas impulsadas por vapor. Algunos de estos carruajes fueron inventados en Europa. Pero el primer vehículo accionado por gasolina fue una invención hecha por el alemán Gottlieb Daimler. En octubre de 1896 con la creación del primer modelo fundó la compañía Daimler Motoren Gesellschaft (DGM).



El prototipo del camión había nacido con la capacidad de soportar 1500 kg. Era de 4 caballos de fuerza y de motores de dos cilindros. Su diseño era como el de las volantas pero sin caballos. Tanto el conductor y la carga viajaban en un compartimiento sin techo. Pero esa primitiva máquina resultó ser muy útil para la humanidad.



Poco después, DMG construyó camiones con más de 10 caballos de fuerza y con la capacidad de soportar hasta 5000 kg de carga. La velocidad que desarrollaban era de 12 km por hora. Las nuevas modificaciones e innovaciones cosméticas fueron hechas por cada uno de los fabricantes que empezaron a proliferar, de acuerdo a los gustos personales que les querían imponer. Ya muchos se habían ilusionado en esta industria.



Empresas como Winton Co en Ohio fueron las pioneras en la manufactura de camiones en Estados Unidos. El primer camión que se conoció en este país fue visto en la ciudad de Nueva York en 1903.



Pero el estilo que se fabricaba era todavía muy pequeño. Las carreteras en la época de 1900, tenían un muy mal diseño, especialmente si la industria del transporte no adquiría todavía la importancia que tiene ahora. Fue hasta 1916 cuando la Federal Air Road Act fue aprobada, que el mejoramiento a las vías públicas fue notorio, pues los intercambios económicos empezaron a tener relevancia. Y esta fue la ventana abierta por la cual los camioneros vieron la luz de las oportunidades.



Con estas oportunidades, la tecnología camionera agregó cada vez más innovaciones a cada modelo. Con el paso de los años, se le fueron agregando cada vez más aditamentos como por ejemplo el de una cabina más grande y mejorada, espaciosos lugares para la carga y más potencia.



Como cualquier otra tecnología, el desarrollo de la manufactura de tráileres estuvo muy ligada a las necesidades de la guerra. Tanto la Primera como la Segunda Guerra Mundial empujaron a los fabricantes producir camiones militares para que fueran capaces de soportar las más duras pruebas en algún combate. La compañía Mercedes Benz produjo una flota de camiones de 150 caballos de fuerza y con la capacidad de soportar hasta 18.5 toneladas de carga, por ejemplo.



En los Estados Unidos, la Freightliner comenzó con el diseño de grandes aparatos. En 1947 esta empresa produjo 30 ejemplares por año. La demanda por ese tipo de automotor provocó que en 1953 se fabricara el modelo WF-5844T, que presentaba la novedad de la tracción en sus llantas.


Otras como Mack, Kenworth y Gotfredson tuvieron una historia paralela y similar en el diseño y desarrollo no solo de motores, sino también de llantas y otros. Estos fueron entonces los primeros pasos que los pioneros de la industria dieron y que ahora son los que desencadenaron una gran dinámica en el campo del transporte.


Post completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada